!Nosotros¡

Información general aquí​​
Propiciamos las condiciones del bienestar a toda nuestra comunidad universitaria garantizando su proyección, mejoramiento y crecimiento,
con el fin de trascender de forma positiva no solo en lo personal, sino también en el ámbito institucional. Bienvenidos

Comencemos por decir que no es fácil definir el concepto de habilidades sociales, no existe un criterio absoluto para referirse a una conducta socialmente habilidosa, entre muchas razones, porque se debe considerar el marco cultural en el que nos encontremos.

Podemos relacionar habilidad social con un comportamiento o tipo de pensamiento que conduce a la solución de situaciones sociales de forma efectiva, en otras palabras, aceptable para la propia persona y para el contexto social en el que ésta interactúa.

Diversos autores han hecho su aporte en la construcción del concepto, por ejemplo, Caballo (1986) definió así las habilidades sociales:

“Conjunto de conductas emitidas por un individuo en un contexto interpersonal que expresa sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de ese individuo de un modo adecuado a la situación, respetando esas conductas en los demás, y que generalmente resuelve los problemas inmediatos de la situación mientras minimiza la probabilidad de futuros problemas”

Alberti (1978) afirma que es “La conducta que permite a una persona actuar según sus intereses más importantes, defenderse sin ansiedad inapropiada, expresar cómodamente sentimientos honestos o ejercer los derechos personales sin negar los derechos de los demás”. 

       

En este sentido, las habilidades sociales han sido vistas como comportamientos o pensamientos instrumentales para resolver conflictos, situaciones o tareas sociales. Éstas pueden aprenderse y están bajo el control del individuo.

Las habilidades sociales implican que las personas puedan desenvolverse sin problema en situaciones comunes como:

Hacer y aceptar cumplidos, hacer peticiones, expresar amor, agrado y afecto, iniciar y mantener conversaciones, defender los propios derechos, rechazar peticiones, expresar opiniones personales incluso el desacuerdo, expresión justificada de molestia, desagrado o desacuerdo, petición de cambio de conducta del otro, disculparse o admitir ignorancia, afrontar las críticas.