Unisangil

Tres sencillos pasos para ser más sociable

Las personas sociables están más preparadas para la avalancha de acontecimientos que ocurren en la vida diaria y terminan disfrutando de todas sus experiencias. ¿No quieres quedarte solo o sola? Aprende a ser más sociable, aquí y ahora con estos tres sencillos pasos:

Mejora tu autoestima:

Lo primero que debes trabajar es tu autoestima.  ¿Te consideras inseguro? Si quieres ser más sociable, necesitas superar este obstáculo con rapidez. Un consejo que funciona es mirarte en el espejo y centrarte en las mejores partes de ti mismo; vivir centrado en lo negativo nunca te va a ayudar.  Además recuerda que nadie es perfecto, lo que debes hacer es olvidarte de tus aspectos negativos y dejar que brille más lo mejor de ti mismo.

 

 Interésate en otras personas:

El siguiente paso para aprender a ser más sociable es interesarte en saber más acerca de las otras personas.  Cuando demuestras interés, la gente se siente atraída hacia ti, porque a la mayoría les encanta hablar de sí mismos.  Esto también te ayudará a olvidarte de tu propia timidez durante un rato.  Eso sí, trata de no ser demasiado curioso con la información personal de la gente con la que tratas, porque puedes parecerles raro e incluso molestarles.

 

Piensa en positivo:

La gente tiende a acercarse más a las personas optimistas, entonces porqué no mantener una actitud positiva todo el tiempo.  Comienza con este tipo de pensamientos:

En vez de centrarte en el mal tiempo, piensa en aquel acogedor parque que hay camino a casa, o en aquella divertida aventura de infancia.  Este tipo de pensamientos se reflejan en tu cara, de este modo no solo te verás y sentirás mejor, sino que también vas a transmitir el mismo tipo de actitudes a otras personas. 

Entonces, ser un pensador positivo te ayuda a tener una actitud abierta para socializarte con otras personas, porque esa sonrisa en tu cara es la mejor carta de presentación que puedes tener. La gente prefiere hablar y compartir el tiempo con aquellos que observan y se centran en lo mejor de la vida. 

Para terminar, no tengas miedo a lo desconocido, tampoco te apresures.  Es bueno ir poco a poco, especialmente si no has tenido la posibilidad de relacionarte con mucha gente. Aún así una vez que hayas empezado a hacerlo no habrá vuelta atrás.  ¡Vive la vida y disfrútala en compañía de otras personas!